windows 10 key online sale office 2016 key sale purchase office 2013 key

Marta Minujin: aprende de Atenas, en Documenta 14. Sí, pero ¿qué y cómo?

Con el propósito de apostillar las iniciativas políticas de algunos artistas del último quinquenio de los años sesenta del siglo XX, Marta Traba introduce en Colombia la figura del Semáforo Rojo. En su opinión, para deslumbrar al espectador y llamar su atención, algunos artistas realizan cuadros muy grandes, rojos y vistosos, obligándolo a detenerse en contra de su voluntad.

La figura crítica que introduce Marta Traba nos sirve para apostillar la propuesta de Marta Minujin, la cual se aprecia actualmente en Documenta 14. En Kassel, la artista eleva una réplica del Partenón. La estructura es recubierta por cientos de libros censurados, los cuales son recopilados en varias latitudes. Por sí sola, la imagen deslumbra, es vistosa, llama la atención de los medios de comunicación y obliga al espectador a detenerse en contra de su voluntad. Pasado el efecto adormecedor del rojo, unos y otro siguen su marcha.

En Occidente, las muestras artísticas son agrupadas por medio de varios artilugios o sofismas curatoriales: conceptos, consignas, figuras, ideas, problemas, temas, entre otras estrategias de poder curatorial. Aprender de Atenas es la consigna de Documenta 14. Me pregunto: ¿cómo interpreta un artista esta conminación ideológica? En particular, ¿qué aprende Marta Minujin de la política de Atenas y de la Grecia Antigua y Contemporánea? ¿Cómo puede el espectador elaborar la relación que establece Minujin entre censura y libertad? ¿En verdad Atenas es ejemplo de alguna de estas dos actitudes? ¿La cultura Occidental no se construye sobre la censura a la libertad de pensamiento que se atribuye a Sócrates?  Desde el siglo XVIII, ¿la nostalgia del idealismo alemán por la madre patria, es una nostalgia por el conservadurismo perdido? ¿Qué se añora con más vehemencia en Documenta 14, la censura que hace visible la libre expresión o una libertad de la cual nunca se gozó?

La imagen que Marta Minujin lleva a Kassel, se constituye en el emblema de Documenta 14. Es un Semáforo en Rojo: obliga, impone un orden ideológico. Cumple la función de detener al espectador; con su luminosidad, impide que tanto la artista como el espectador, vean el problema que urge ser pensado en común. Minujin incurre en aquello que algunos teóricos denominan una contradicción performativa: censura el el acto de pensar que se atribuye a si misma. Minujin, va más lejos: evidencia la decadencia de los Semáforos en Rojo como Documenta, Bienales y Salones.

 

Fotografía: El Periódico

 

 

 

 

Deja un comentario