windows 10 key online sale office 2016 key sale purchase office 2013 key http://www.cdkeypascher.com/ buy cheap windows 10 key purchase WINDOWS 10 Key buy Office Professional Plus 2016 Key

Así va el Premio Luis Caballero

La Convocatoria del IX Premio Luis Caballero, muestra la crisis, al parecer irreversible, de este importante estímulo estatal. Si los artistas mantienen su aislamiento estético, lo peor está por venir, no solo para este estímulo. Principalmente, el campo del arte colombiano padecerá  a distancia sus efectos.

El premio Luis Caballero  cumple veinte años y no logra su mayoría de edad. Más grave aún es que los artistas “deban” callar porque no les conviene enemistarse con el Idartes ni con Mincultura. Alberto Baraya habló acerca de la censura que padeció su propuesta en la pasada versión, y la Quinta de Bolívar salió del listado de los espacios “sugeridos” a los artistas. Por otra parte, el Monumento de Los Héroes —inicialmente propuesto para ser sede de la Galería Santa Fe y el más adecuado de todos los espacios para constituirse en sede del Premio— tampoco va en esta oportunidad.

Poco a poco el fantasma del Premio Luis Caballero se fuga hacia las redes sociales. Los espacios inicialmente considerados como sede temporal de este estímulo, se suplen con espacios universitarios que no están en la dimensión conceptual del Luis Caballero. Aunque la ausencia de público abierto que padece el Premio, se puede subsanar con el público universitario, las propuestas se puede disipar o volatilizar  aún más el Premio, por no decir encriptar.

Por otro lado, la creación de la categoría Proyectos Curatoriales  e implementada para la novena versión, deja muchas dudas. Sin duda es oportuna, pero no se le establecieron límites. La prioridad deben seguir siendo las propuestas directas de los artistas. Aún es hora de que se restrinja el número de las curadurías elegibles. Con una es suficiente para que a futuro esta modalidad no termine por ningunear a los artistas.

No sé si aún Julián Serna sigue siendo el albacea de la Galería Santa Fe, pero, a pesar de su competencia, falta más acción, gestión y reflexión al respecto. Por supuesto, estas improvisaciones espaciales deben estar condicionadas por el desinterés artístico de la actual administración, que no tiene ningún interés en el arte. Por otro lado, la señora Bertha Quintero, sobreviviente de las pasadas administraciones y subdirectora de las artes del Idartes, tampoco responde por los intereses del campo de las artes, ni por los compromisos que asumió con la sentencia aplicada a la antigua Galerìa Santa Fe.

Imagen: Alberto Baraya, Ornitología Bolivariana. La fábula de los pájaros. VIII Premio Luis Caballero.

Fotografía: Liberatorio Arte Contemporáneo.

Deja un comentario