Feliz año 2015 en Bogotá, todas y todos somos Colombia

Sin transporte público, como pueden,  los bogotanos y las bogotanas el 31 de diciembre  llegan hasta el centro de la ciudad, hasta la Torre Colpatria. Allí reciben el año nuevo con sus amigos y familiares cercanos. Ojalá para los próximos años, el Alcalde Mayor de Bogotá, considere habilitar el transporte público hasta las 2 A.M., para que los ciudadanos no tengan que regresar a pie a sus hogares. Teniendo en cuenta el alto número de asistentes a este evento organizado por una empresa privada, esta celebración anual puede mejorarse, tanto en brindar más  facilidades a la ciudadanía como en la realización de una mejor programación musical y cultural para los miles de ciudadanos y ciudadanas que allí se reúnen con la esperanza de purificarse de todas las malas energías recibidas durante el año.

Por otro lado, es clasista la idea según la cual Bogotá se queda sola para navidad y año nuevo, y por ello el Estado se desentiende de sus deberes culturales. Somos muchos más los y las que nos quedamos a gozar de una Bogotá humanizada, con mucho sol, sin trancones y buenas energías. El Idartes queda en deuda con la ciudad. Bogotá ya no llega hasta  la parroquia de San Diego, como sueñan aún muchos señores que viven en el siglo XIX.  Es notable la presencia en este evento de muchos extranjeros. El año nuevo 2015 en Bogotá fue multicultural, multirracial, multisexual y multisensorial: ¿qué más le podemos pedir a esta bella ciudad de fin de año? Desde la antigüedad clásica, los artistas, los filósofos y los políticos se preguntan qué el lo bello. En este  video se evidencia que lo bello es sentir la alegría de la gente que sólo tiene su alegría como libertad de expresión.  Se puede mejorar este evento popular. Ojalá el Alcalde Mayor de Bogotá se despida de la ciudad con una mejoría de este espectáculo de fin de año.

Deja un comentario

Ingresar con: