Pato o conejo

NueveOchenta Presenta Pato o Conejo, el proyecto más reciente de Saúl Sánchez, el cual entrelaza cuidadosamente distintas líneas investigativas a las que su interés cómo artista lo han conducido:

La pintura, la percepción, el exhibicionismo, y las trampas visuales.
vidaexpricardom_04

Esto es solo para un museo, 2011. Acrílico sobre tela, 503 x 460 cm.

Sobrevalorarse la pintura con relación a otras prácticas artísticas como el video o las instalaciones, como si cargara con una poética misteriosa y cautivadora que raudamente embebe los sentidos. Pensando en éste tipo de favoritismo técnico, Sánchez presenta una dicotomía entre pintura y video proyección, una serie de pinturas ocultas, y la videoproyección de esas pinturas sobre lienzos en limpio, destacando el valor de la imagen, sobre la producción material de la pintura.
Percepción
expopatoconejo

What you see is, 2011. Instalación, 264 x 45 x 10 cm.

El tema de la percepción es un tema complejo, ampliamente extenso e igualmente comentado. Si bien Sánchez no busca crear todo un discurso entorno a los problemas centrales de la percepción, si busca aproximarse a nuestra experiencia de las imágenes y sus soportes, e indaga sobre nuestra forma de confiar en ellas, aún cuando sabemos que se comportan como figuras ausentes.
Exhibicionismo
vidaexpricardom_13

Pato o conejo, 2011. Vista general.

Rana, 2011. Acrílico sobre tela, 100 x 100 cm, detalle.
la excusa formal de las pinturas ocultas que retratan comportamientos de animales exhibicionistas, Sánchez cuestiona el significado ambiguo de la exhibición y el exhibicionismo, que en el ámbito de una galería de arte permiten plantear una postura sobre el ver y el ser visto.
Trampa Visual
vidaexpricardom_05

Paciencia, astucia, prudencia, 2011. Objeto enchapado en oro, caja de cartón, 48 x 37 x 50 cm.

Que no todo lo que brilla es oro, o que, no todo es lo que parece, son frases de la cultura popular que permiten intuir que no podemos confiar completamente en lo que vemos, o en la forma en que esto se presenta. Un grupo de cajas sostenidas por una delgada y elegante rama de oro, se convierten en un ejemplo perfecto de las sombras engañosas de nuestra experiencia.

 

Texto: Danny Ortega
Fotos: Ricardo Muñoz

 

La exposición se realizó en la galería  NueveOchenta
Calle 70 # 9-80 Bogotá, Colombia

 

 

Deja un comentario

Ingresar con: