Forbidden

Access Forbidden

Figuritas en el suelo por: Judith Medellín

El trabajo del ingeniero Camilo Restrepo llamado “figuritas en el suelo” nos demuestra, una vez mas, que para ser artista, mas en la contemporaneidad, no hay que tener una preparación absolutamente artística, sino  que las artes se pueden abordar desde diferentes campos y lo que realmente importa es la sensación.

Restrepo presenta una instalación de fotografías de bolsitas llenas de “Sacol” o “Bòxer” y a su vez instala un circuito con botellas que hacen las veces de niños inhaladores de bóxer.

Como propuesta plástica, no me parece interesante, creo que una serie de fotografías valiéndose de niños  callejeros colgadas en una pared no me producen ningún sentimiento.

A este hombre, le hizo falta la formación artística, a si la contemporaneidad permita que personas ajenas al arte, puedan comprometerse en este y hacer trabajos para este, creo que Restrepo no se comprometió con la causa como artista, porque no dio cuenta del sufrimiento que causa el objeto de su trabajo, las bolsitas no solo tienen pegante sino que dejan tras de si, cientos de niños y adultos que destruyen sus vidas diariamente  y él aprovecha esto para representar su trabajo ante los espectadores, que sin saber a ciencia cierta de donde proviene sino solamente a lo que aluden, puede decir que resulta hasta divertido el trabajo instalativo.

La secuencia de fotografías es interesante en cuanto a que son bastantes y ninguna se repite, aunque de la sensación que en algún momento puede ocurrir, la escultura que presenta las botellitas inhalando quitan completamente la sensación de soledad dentro del recinto y leda vida, un respiro, y una aspiración profunda en la sala, hace que uno se voltee y se pregunte,  ¿que pasa?

 

Escrito por: Judith Medellín
Estudiante de la Facultad de artes –  ASAB
Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Deja un comentario

Ingresar con: